La miel es un producto natural que necesita de una manipulación muy cuidadosa para que llegue al consumidor final sin perder sus principales propiedades.

En Reina Apícola trabajamos desde esa perspectiva y con el objetivo de garantizar al máximo la calidad de nuestras mieles. Sus modernas instalaciones le permiten cubrir con todas las exigencias reglamentarias, la empresa está en proceso de certificación por la norma IFS y la BRC y cuenta con un moderno laboratorio acreditado por la norma ISO 17025.

En cuanto a los mecanismos de análisis y control del producto, destacamos el uso del Charm II y el HPLC que nos permite garantizar la ausencia de antibióticos en todos nuestros productos. Actualmente los principales controles que se realizan en nuestro departamento de calidad son los siguientes:

  • Azúcares reductores.
  • HMF.( Hidroximetilfurfural)
  • Análisis Polínico.
  • Humedad.
  • Diastasas.
  • Antibióticos.
  • Pesticidas.
  • Color.
  • Conductividad.
  • Sólidos insolubles.
  • Ácidos libres.

El departamento de calidad trabaja muy estrechamente con el departamento de producción para garantizar el mejor resultado.